Por qué el gol del Bayern Múnich ante Tigres en la final del Mundial de Clubes estuvo bien convalidado

0
43
El gol de Pavard ante Tigres (Infobae)

El Bayern de Múnich, vigente campeón de Europa, conquistó el Mundial de Clubes al derrotar en la final a Tigres por 1-0, este jueves en Rayán (Qatar), sumando su sexto título de los seis a los que aspiraba al inicio del año 2020. El club felino, por su parte, deberá consolarse con el segundo puesto en su primera presencia en la cita mundialista, lo que supone la mejor actuación de un equipo de la Concacaf en la historia del torneo.

El duelo entre ambos conjunto fue parejo y se definió por el gol de Benjamin Pavard a los 15 minutos del segundo tiempo, acción que generó revuelo por su resolución. Es que el francés recibió el balón luego de que Robert Lewandowski saltara a disputarlo con el arquero Nahuel Guzmán, tras un centro frontal de Joshua Kimmich.

En primera instancia, el juez asistente indicó un fuera de juego del polaco, que tras ser analizado por el VAR se determinó que era inexistente, por lo que el árbitro uruguayo Esteban Ostojich finalmente convalidó la acción. Pese a que la imagen congelada del momento en el que partió el pase deja más que claro que el artillero europeo estaba habilitado, en otra de las imágenes se ve una aparente mano del delantero del Bayern Múnich.

GOL DEL BAYERN MÜNCHEN (Foto: Twitter@FOXSportsMX)
La jugada de la polémica en la que se reclama mano de Lewandowski ([email protected])

Pero si se observa bien, la pelota le pega entre el hombro y la axila, ahí no es infracción de mano, al menos eso parece advertirse por TV. A su vez, el cuerpo arbitral contó con el respaldo del VAR, que debe haberla revisado, por lo que el gol está bien cobrado.

En el primer tiempo, la tecnología tuvo que intervenir para anular ahí un gol de Kimmich, que había desenfundado un remate de media distancia que se clavó ene l segundo palo. Sin embargo, Lewandowski, que estaba en fuera de juego, se interpuso entre el arquero y la pelota por lo que afectó la visión de Guzmán e intervino indirectamente en la acción. Ostojich se acercó a revisar la jugada a un costado de la cancha, ya que en este caso el offside sí era de interpretación, y decidió correctamente invalidar la acción.

El gigante bávaro se unió así al FC Barcelona de 2009, como los dos únicos equipos en llevar a sus vitrinas en un año la Liga de Campeones, la liga y la Copa de su país, la Supercopa nacional y la europea, y finalmente el Mundial de Clubes. “Hemos hecho historia, tenemos nuestro sextuplete”, celebró el artillero polaco al micrófono de DAZN. Desde que Flick se hizo cargo del Bayern en noviembre de 2019, el conjunto bávaro ha sumado más títulos (6) que partidos perdidos (5).

Tigres se va de este Mundial con la cabeza alta, a pesar de no haber podido alzarse con el trofeo ni haber podido poner fin a la racha de títulos consecutivos del representante europeo en este torneo FIFA, que se eleva ahora a ocho consecutivos.

Antes de la final se disputó el partido por el tercer puesto, en el que el Al-Ahly egipcio ganó por penales (3-2 tras empate 0-0) al Palmeiras brasileño. El reciente campeón de la Copa Libertadores firmó la peor actuación histórica de la zona Conmebol en esta competición, ya que por primera vez no hubo un equipo sudamericano en el podio.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Bayern Múnich venció a Tigres de México y se consagró campeón del Mundial de Clubes

El fútbol sudamericano trata de explicar por qué sus equipos no llegan a la final del Mundial de Clubes

El inédito córner en Alemania que hizo estallar de risa al relator y da vuelta al mundo