Se formó en el Real Madrid, despertó la admiración de Alfredo Di Stéfano y hoy buscará ser el verdugo de Messi

0
14
Dani Parejo celebra su gol para el Valencia en el Camp Nou ante la mirada desconcertada de Lionel Messi. Foto: REUTERS/Albert Gea
Dani Parejo celebra su gol para el Valencia en el Camp Nou ante la mirada desconcertada de Lionel Messi. Foto: REUTERS/Albert Gea (ALBERT GEA/)

Es el mejor futbolista que mis ojos han visto en la cantera del Real Madrid”, fue la frase que había deslizado el legendario Alfredo Di Stéfano cuando se fijó en el joven mediocampista que se encontraba en las juveniles de la Casa Blanca. Fue la bendición que lo marcó para siempre, aunque después no se haya podido afianzar en el vestuario de los Galacticos.

“Esas palabras significaron un gran halago en mi juventud. Desde esos días trato de llevarlo con la mayor naturalidad posible para demostrar que no se equivocó. Podría haber sido una mochila muy pesada para mi carrera, pero la realidad es que me ayuda día a día a creer más en mí. Sobre todo en los momentos de mayor dificultad”, confesó Dani Parejo 15 años después del elogio que recibió de la histórica figura que representa el símbolo más glorioso del Merengue.

Un debut en el Real Madrid Castilla en 2006 marcó el comienzo de su trayectoria, que continuó por el Queens Park Rangers antes de regresar a la capital española para conformar el plantel que contaba con estrellas de la talla de Arjen Robben, Raúl, Saviola, Van Nistelrooy, Sneijder, Sergio Ramos, Cannavaro, Casillas y tantos otros que no le dieron lugar entre los once.

Tras un breve paso por el Getafe, el volante encontró su lugar en el Valencia, donde conquistó la Copa del Rey y se convirtió en uno de los referentes del conjunto que en más de una ocasión lastimó a la potencia que hoy volverá a enfrentar. “Con Marcelino hicimos muy buenos partidos porque estudiaba muy bien a los rivales. Afortunadamente ya sé lo que es ganarle al Barcelona en su casa y en el Mestalla”, recordó en diálogo con Infobae a través de Zoom en las horas previas al compromiso que deberá asumir con la camiseta del Villarreal.

El astro rosarino intenta superar la marca de Toni Lato, mientras que Dani Parejo se acerca para colaborar con su compañero. Foto: REUTERS/Albert Gea
El astro rosarino intenta superar la marca de Toni Lato, mientras que Dani Parejo se acerca para colaborar con su compañero. Foto: REUTERS/Albert Gea (ALBERT GEA/)

Desde su reciente arribo al Submarino Amarillo, el cosladeño renovó sus expectativas tras la victoria ante el Eibar y la igualdad contra el Huesca. Pero esta tarde tendrá uno de los desafíos más complejos de La Liga. “El Barcelona siempre será el Barcelona. Tiene futbolistas top y jugar en su campo siempre es una tarea difícil”, analizó el volante sin olvidar el contexto favorable que se le presenta por la crisis interna que atraviesa el Blaugrana: “Tuvieron un verano raro, con muchas incógnitas. Sobre todo por lo sucedido con Messi y la influencia que él tiene en el equipo. Pero, más allá de todo, tienen jugadores increíbles”.

La llegada de Ronald Koeman que impulsó las salidas de Luis Suárez y Arturo Vidal fomentaron la implosión que vivió el Culé durante las últimas semanas. Y el burofax que había enviado Lionel Messi en el que manifestó sus intenciones de irse completó el calvario en Cataluña. “No sé cómo reaccionará Leo en la cancha. Para mí es el mejor jugador de la historia. Creo que le tenemos que agradecer que se haya quedado en nuestra competición. Cuanto más lo podamos disfrutar, mejor será. Tuvo un verano convulsionado, pero su continuidad podrá ser una decisión desafortunada para los rivales que lo vamos a sufrir y afortunada para La Liga, la afición y el fútbol español. Creo que es muy importante que los mejores jueguen aquí. Lo ideal es que disfrutemos de su juego, porque no sabemos cuándo será el final”, subrayó.

Su admiración hacia La Pulga le impone el baño de realidad que marca la diferencia entre el Culé y el Villarreal. Por ello, cuando fue consultado sobre los trabajos especiales en el sector defensivo que obligan a realizar este tipo de encuentros, Dani Parejo no dudó en reiterar que deberán hacer un esfuerzo superlativo para llevarse algo del Camp Nou. “Todos sabemos lo difícil que es jugar contra Messi. Es el mejor de todos los tiempos y los rivales lo sufrimos muchísimo. En este tipo de partidos la idea es tratar de controlar absolutamente todo, porque estas figuras te pueden sorprender en cualquier momento. Son esos días en el que nosotros tenemos que tener la vigilancia al máximo y esperar que Leo no tenga su mejor día. Si no se dan esos factores, poco podremos hacer”.

Sin embargo, sus esperanzas también radican en la falta de actividad del Blaugrana, ya que será el tercer choque oficial del Submabirno Amarillo y el primero para el elenco de Koeman. “Ojalá que en ciertos momentos noten la falta de ritmo y de preparación, pero sabemos que vamos a jugar contra uno de los mejores equipos del mundo. Para conseguir algo tendremos que hacer un muy buen partido. O mejor dicho, el partido perfecto”, sentenció.

Dani Parejo
Dani Parejo se incorporó esta temporada en el Villarreal con el que afronará La Liga, la Copa del Rey y la Europa League. Foto: La Liga (David Gonzalez/)

El Villarreal amenaza con ser uno de los principales protagonistas de La Liga. El arribo de Unai Emery jerarquizó un plantel que dará batalla en el campeonato doméstico, la Europa League y la Copa del Rey. “Con su llegada se renovaron las expectativas. Estamos en un proceso de conocernos para poder sacar lo mejor de cada uno. Sabemos que nos tendremos que adaptar rápido porque el nivel es muy parejo y cualquier equipo te puede ganar”, remarcó el volante, antes de desplegar un manto de cautela sobre los objetivos reales para la temporada: “Se ha demostrado que quedar entre los cuatro primeros se hace cada vez más difícil. Sobre todo porque el Real Madrid y el Barcelona tienen un porcentaje muy alto de ocupar dos plazas y el Atlético Madrid se ha fortalecido cada vez más con el paso de los últimos años. No nos tendremos que obsesionar con el cuarto puesto para acceder a la Champions, porque son muchos puntos y vamos a jugar tres competiciones. La idea es ir poco a poco, sin presionarnos con la meta de clasificar a los puestos de Europa para el año que viene”.

Con un combinado catalán debilitado y un Merengue que ha mantenido la base, la incorporación de Luis Suárez al Colchonero fortalece la hipótesis que ubica al elenco de Diego Simeone como uno de los candidatos al título. “A mí me sorprendió mucho el Real Madrid. Fue el equipo menos goleado la temporada pasada y en años anteriores eso no pasaba. Antes convertía mucho y le encajaban también. El año pasado, junto con el Atlético Madrid, ha demostrado que es uno de los equipos que mejor defiende. Y para pelear por el campeonato eso es fundamental”.

En un marco complejo por la pandemia, Dani Parejo también advirtió que “en determinados deportes permiten el ingreso de la gente a los estadios”. “Si bien no es en su totalidad, hay un porcentaje de público. A nosotros nos ayudaría mucho contar con la presencia de nuestra afición, pero es algo que no podemos controlar”, aseguró el mediocampista. Y cerró con un análisis que podría despertar el debate en España: “Hoy los partidos se viven bajo una situación muy rara. Se escucha todo. A los entrenadores, los asistentes, los jugadores… No sé si eso nos pueda llegar a distraer a los futbolistas, pero es tan extraño que parecen partidos amistosos de pretemporada. El que se adapte antes a esta situación será el que saque ventaja. Esperemos que dure poco, porque un fútbol sin público no es fútbol”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

Un parque temático, una sociedad con el fútbol argentino y potenciar al Barcelona y al Real Madrid: los próximos objetivos de La Liga de España

Detalles desconocidos de la etapa personal más oscura que vivió Andrés Iniesta antes de ganar el Mundial

Fernando Morientes explicó las verdaderas razones del triunfo de Boca ante el Real Madrid en la Copa Intercontinental del 2000