Cuál es la verdadera lucha de la Fórmula 1: los tres equipos que pelean por completar el podio deportivo y económico

0
6
Lewis Hamilton de Mercedes y el francés Esteban Ocon de Renault (i) en el Gran Premio de la Fórmula 1. Foto: EFE/EPA/Matteo Bazzi
Lewis Hamilton de Mercedes y el francés Esteban Ocon de Renault (i) en el Gran Premio de la Fórmula 1. Foto: EFE/EPA/Matteo Bazzi (EFEM0297/)

Suele leerse y escucharse que la “Fórmula 1 es aburrida”. “Que ganan siempre los Mercedes”. De hecho hoy venció Valtteri Bottas en Sochi, sede del Gran Premio de Rusia, donde su compañero de equipo, Lewis Hamilton, no pudo lograr su victoria número 91 y empatar a Michael Schumacher. Es cierto que la historia suele mantener en la memoria a los que terminan primero. Es raro pelear por un segundo puesto, algo que Red Bull se encamina a lograr en mayor medida por la faena de Max Verstappen. Aunque en el presente el gran atractivo pasa por los tres equipos que pelean por completar el podio anual, McLaren, Racing Point y Renault. Detrás aparece Ferrari –sí, Ferrari- en uno de sus peores años e intentado darles pelea. Se trata de una lucha deportiva y fuera de la pista, ya que hay varios millones de dólares en juego.

Detrás de Mercedes (366 puntos) y Red Bull (192) hay un campeonato aparte que entrega la verdadera pelea en la F-1 de 2020. Se ubican dos equipos que dieron un salto de calidad desde el inicio como McLaren (106) y Racing Point (104) y otro que mejoró con el correr del campeonato, Renault (99). Solo siete puntos entre ellos. En tanto que Ferrari (74) sigue en baja y solo por su poderío económico se advierte una luz al final del túnel. Entre el primero y cuarto de este grupo hay 36 unidades de diferencia. Quedan siete fechas. Los pilotos suman hasta los diez primeros en cada carrera y la escala es: 1º (25), 2º (18), 3º (15), 4º (12), 5º (10), 6º (8), 7º (6), 8º (4), 9º (2) y 10º (1).

En diez fechas disputadas McLaren obtuvo dos podios gracias a la tercera colocación Lando Norris en la primera carrera en Austria y la segunda que consiguió Carlos Sainz en Italia, donde peleó por el triunfo. En esa competencia Racing Point abrochó su único podio, producto del tercer puesto de Lance Stroll. Mientras que Renault aún no logró subir a la tarima y de momento su mejor resultado fue el cuarto puesto de Daniel Ricciardo en el Gran Premio de la Toscana corrido en Mugello.

Hay motivos para explicar porqué estas tres escuderías están peleando adelante.

El gurú comercial de McLaren

El dinero es Talón de Aquiles del automovilismo y el equipo inglés logró recuperarse gracias a su jefe de equipo, Zak Brown, quien llegó a fines de 2016. Se trata de un ex piloto y empresario que fundó en 1995 Just Marketing International y la convirtió en la mayor agencia de mercadotecnia. “Me di cuenta que no era bueno para encontrar patrocinadores para mí, pero sí que lo era para buscarlos para los demás”, le confesó a The Guardian.

Luego de años muy malos donde los autos de Woking (Inglaterra) no adecuaron a la motorización de Honda, empezó a levantarse desde 2018 con el reemplazo de los fierros de Renault. Acá hay que destacar a las gestiones comerciales de Brown que permitieron conseguir buenos patrocinantes y devolvió a la escudería británica a los primeros planos. En lo deportivo no le rogó a Fernando Alonso que se quede el año pasado y apostó a dos jóvenes pilotos como Sainz (26 años) y Norris (20). En 2020 su coche, el MCL35, se mostró más competitivo. La frutilla del postre fue el arreglo con Mercedes para volver a tener sus impulsores en 2021, sociedad con la que consiguieron sus últimos tres campeonatos, en 1998 y 1999 con Mika Hakkinen y en 2008 con el propio Hamilton.

Lance Stroll Carlos Sainz Formula 1
El Racing Point y el Mclaren en Rusia. Foto: Yuri Kochetkov, AP (Yuri Kochetkov/)

Mercedes Rosas

Los autos de Racing Point, por su parecido a los monopostos alemanes, fueron apodados de esa forma. Reciben la motorización de la fábrica de Stuttgart y en este ejercicio son la sensación porque son muy competitivos. La sanción de 15 puntos y 400.000 euros por copiar el diseño de conductos de frenos de Mercedes resulta una anécdota, ya que se les permitió a los RP20 continuar con esos elementos hasta fin de temporada. Su presente competitivo tal vez sea una previa de lo que pasará en 2021 con el ingreso de Aston Martin y la llegada de Sebastian Vettel.

El motor del Rombo

Al ser uno de los cuatro equipos que representan a una fábrica merecía estar más adelante. Su RS20 evolucionó carrera tras carrera. La base de esta mejora es su motor, el E-Tech 20, el mismo que emplea McLaren. La escudería francesa tiene un duelo aparte con el team británico que aún es su cliente de impulsores. Con el correr de las fechas la mayor potencia que entregó el motor le permitió a su baluarte, Daniel Ricciardo (de los mejores de la categoría), ser protagonista, en especial en Bélgica y en Mugello.

En tanto que una muestra del avance del Rombo es la vuelta del propio Alonso el año próximo ya bajo el nombre de Alpine F1 Team. El español, que fue bicampeón mundial con esta escudería en 2005 y 2006, en 2019 afirmó que sólo volvería a la categoría si tenía un auto competitivo.

La pelea económica

Estos equipos no pelean solo por la gloria deportiva. Hay algo tan –o más importante- que es el reparto de dinero por posición de campeonato. Esto se estipula en el llamado Pacto de la Concordia, que es un acuerdo de división de dinero por ingresos de televisión y publicidades entre Formula One Management (FOM), la empresa que maneja los derechos comerciales de la F-1; Formula One Constructors Association (FOCA), que es la asociación de constructores (o equipos); y la Federación Internacional del Automóvil (FIA).

De las ganancias que obtiene la F-1 de forma anual por derechos comerciales, el 50 por ciento se reparte entre los equipos. Se divide de la siguiente forma: 23,7 por ciento de esa mitad se reparte por partes iguales entre las 10 escuderías; otro 23,7 por ciento se entrega de acuerdo con su posición en el Campeonato Mundial de Constructores. De allí, el campeón (Mercedes lo es desde 2014) recibe cerca del 19 por ciento. El décimo y último, un 4 por ciento. Y por contrato –por ahora- la categoría otorga 2,5 por ciento a Ferrari por ser el único equipo que estuvo en los 70 años.

Como referencia, según The Guardian, en 2019 se facturaron casi 1.500.000.000 de dólares. Para este año con la cancelación de las ocho primeras fechas, el mismo medio afirmó que se perdió un 32 por ciento de ganancias estimadas para 2020. No obstante en mayo FOM les adelantó a las escuderías las ganancias para que pudieran formar parte del presente ejercicio. Se habrían repartido unos 1.000.000.000 de dólares.

Luego de 12 meses de arduas negociaciones el mes pasado los diez equipos firmaron el nuevo Pacto de la Concordia que entrará en vigencia en 2021 y terminará en 2025. Si bien no se dieron detalles, el comunicado oficial de la F-1 informó que con el nuevo acuerdo se “reducirán las disparidades financieras y en la pista entre los equipos”.

Aunque esta paridad que se anuncia en el reparto de dinero no es solo por intentar reducir la brecha entre los más poderosos y el resto. El cisne negro fue la pandemia por COVID-19 que afectó al negocio y el trípode FIA, FOM y FOCA, sabe que si no cambiaban la división de ganancias algunos equipos podrían haber rozado la extinción. Otros hacen lo que pueden para sobrevivir o vendieron su historia, como el caso de Williams.

Por eso cada equipo busca la forma de tener un beneficio por vías legales si no puede hacerlo en la pista. Un ejemplo fue la denuncia que hizo el año pasado Red Bull en contra de Ferrari por supuestas anomalías en el flujo de combustible, donde los motores de Maranello resultaron los más rápidos. Fueron solo tres carreras, pero suficiente para generar el reclamo de la escuadra austriaca que peleó por el segundo puesto. Luego de una investigación de la FIA el asunto quedó en un acuerdo secreto entre la entidad rectora y la Scuderia.

Este año el caso fue la denuncia de Renault en contra de Racing Point por los mencionados conductos de frenos. La escuadra con sede en Silverstone la sacó barata. Luego de la firma del Pacto de la Concordia, el equipo francés informó que no iba a apelar la sanción a la RP…

Ya sea por TV o en las diversas plataformas para seguir una carrera, detrás de Mercedes y Red Bull hay vida. Se trata de una entretenida competencia que se definirá en la última fecha. Tal vez suene a perdedores luchar por un tercer puesto. Pero esta pelea por subir al podio es más que deportiva. Hay mucho dinero en juego y hay algo que se suma al desafío entre estos tres equipos. Es un condimento que no tiene valor económico y es el orgullo que McLaren, Racing Point ni Renault se quieren perder: terminar arriba de Ferrari.

Postal del Gran Premio de Rusia. Foto: REUTERS/Maxim Shemetov
Postal del Gran Premio de Rusia. Foto: REUTERS/Maxim Shemetov (MAXIM SHEMETOV/)

Lo que dejó Sochi.

Lo mejor. Max Verstappen. Le da vida a una temporada que ya está definida en cuanto a los ganadores de los campeonatos de Pilotos y Constructores. Solo falta saber cuándo Lewis Hamilton y Mercedes se quedarán con ambos. Sin embargo, el holandés da pelea con un buen Red Bull y un motor Honda que se muestra consistente. Supo meterse entre las Flechas Negras y hoy lo hizo otra vez al ser segundo detrás de Valtteri Bottas y delante del inglés.

Lo peor. Lewis Hamilton. Perdió la carrera antes de arrancar. Fue por las dos penalizaciones de cinco segundos por practicar la largada en un lugar indebido cuando salió a pista. Es cierto que Valtteri Bottas hizo lo suyo, pero el retraso del inglés fue determinante para el triunfo de finlandés.

El destacado. Charles Leclerc. Partió 11º y terminó 6º. Es cierto que corriendo para Ferrari se espera más del piloto monegasco. Pero es aceptable considerando las circunstancias actuales donde el sábado ni él ni su compañero, Sebastian Vettel (terminó 13º), no ingresaron a la tercera instancia clasificatoria

Lo que viene. Se volverá a correr en Nürburgring luego de siete años. El GP Circuit, como se conoce a la variante más chica del “Ring”, será sede del Gran Premio de Alemania el 11 de octubre. En la casa de Michael Schumacher es posible que Lewis Hamilton iguale su marca de 91 victorias y ambos sean los máximos ganadores de la historia.

Seguí leyendo

Lewis Hamilton no pudo alcanzar el record de Schumacher y Valtteri Bottas ganó el GP de Rusia

Duro choque en la largada de la Fórmula 1 en el GP de Rusia: Stroll y Sainz afuera en la primera vuelta

La “maniobra ganadora” de Mick Schumacher en el GP de Rusia: triunfó otra vez en la F2 y sueña con el título