Gendarmería pasó a disponibilidad a los ocho efectivos que participaron de una fiesta clandestina

0
32
santiago del estero La fuerza nacional emitió un comunicado para informar que inició una investigación al respecto.en el barrio Alberdi descubrieron a 8 gendarmes participando de una fiesta clandestina en una vivienda.

La noticia de los ocho gendarmes que fueron detenidos por realizar una fiesta clandestina y violar los protocolos dispuestos por las autoridades sanitarias, causó repercusiones nacionales y este domingo, la fuerza comunicó, a través de sus redes sociales, que todos pasaron a disponibilidad.

«A raíz de los hechos difundidos en medios de comunicación, relacionados a un  suceso policial en la ciudad de Santiago del Estero, donde se encuentran involucrados miembros de la institución, violando las normas de prevención de la propagación de Covid-19, la conducción superior ordenó el inmediato inicio de una investigación interna con actuaciones disciplinarias correspondientes y el pase a disponibilidad de los involucrados», indica el comunicado.os miembros de la fuerza fueron descubiertos participando de una fiesta clandestina y en un principio negaron el ingreso a los policías, aduciendo que «no eran nadie» y que «ellos eran fuerza nacional».Además, cuando los efectivos policiales tuvieron la orden de allanamiento, los gendarmes intentaron escapar, siendo atrapados en las viviendas colindantes.Al menos ocho efectivos de Gendarmería Nacional que prestan servicio en la provincia,de santiago del estero  fueron aprehendidos tras haber sido descubiertos participando de una fiesta clandestina, en una clara violación del artículo 205 del Código Penal. No conformes con la falta cometida, los gendarmes habrían insultado a los policías que realizaron el procedimiento. A todos se les inició el proceso penal correspondiente.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, el caso se registró ayer en la madrugada en un domicilio de calle Perú al 1.200 del barrio Alberdi.Fuentes policiales informaron que alrededor de las 4, efectivos policiales fueron alertados que en ese inmueble se estaba desarrollando una reunión social. Los uniformados se dirigieron de inmediato y una vez en el lugar, constataron que desde la vereda, se escuchaba música en alto volumen.

Llamaron a la puerta y fueron atendidos por un hombre de apellido Alarcón, el cual se identificó como gendarme y no les permitió el ingreso a los efectivos de la Seccional 2ª, al tiempo que los insultaba.“Ustedes no son nadie, nosotros somos gendarmes, somos nacionales, váyanse a la mier… de acá, manga de lacras”, habría vociferado el efectivo de la fuerza de seguridad nacional, oriundo de Salta de 25 años.

Los policías se comunicaron con el fiscal de turno, Dr. Sebastián Robles, el cual interiorizado de los pormenores, solicitó al juez de Control y Garantías, Dr. Darío Alarcón, una orden de allanamiento.

Con la orden judicial, los funcionarios policiales ingresaron al inmueble y en el interior redujeron al dueño de casa, secuestraron latas de cervezas, una botella de vodka, aperitivos, fernet, gaseosas, parlantes y consolas de sonido. Mientras los efectivos concretaban el procedimiento, los vecinos alertaron a los uniformados que había intrusos en sus techos y patios.

Inmediatamente se procedió a revisar las viviendas colindantes y en uno de los techos redujeron a un gendarme de 26 años de apellido Fernández, mientras que en otro domicilio, encontraron a otros seis infractores, guarecidos bajo el techo de una galería.

Los otros seis fueron Cáceres de 24 años, Salto de 28, Ramírez de 23, Aguirre de 26 años, así como también dos mujeres de apellido Gómez de 29 años y Montanelli de 29, ambas miembros de la fuerza de seguridad nacional.

Todos los involucrados fueron trasladados a la Escuela de Policías, donde quedaron alojados en calidad de aprehendidos por disposición del Dr. Robles, además del secuestro de dos automóviles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here