Fútbol femenino en Wikipedia: por qué la enciclopedia es un “termómetro de la sociedad” y cómo empieza a revertirse la deuda con las jugadoras

0
12
Jugadoras de fútbol en Wikipedia
El crecimiento de fútbol femenino comienza a impactar en una plataforma como Wikipedia

Si una persona pone el nombre de un jugador de fútbol en un buscador de Internet, lo más probable es que el primer resultado que aparezca sea su perfil en Wikipedia. Allí podrá encontrar toda su información personal, los clubes en los que jugó y otros datos sobre su carrera. Hacer el mismo ejercicio con una jugadora puede ser desalentador: son pocas las que cuentan con un artículo propio en la enciclopedia más consultada del mundo.

“Wikipedia es una analogía de lo que pasa socialmente, es el termómetro de la sociedad”, aseguró Ana Clara Nicola, a quien todos conocen como Titi. Formada académicamente en el diseño gráfico y con experiencia laboral en el área de las tecnologías y la educación, la nacida en Reconquista (provincia de Santa Fe) decidió unir varias de sus pasiones al volcar su fanatismo por el fútbol y por Unión al entorno web. Primero, lo hizo a través de Wikimedia Commons, que es el archivo de fotos, videos y audios que se liberan para su uso y reproducción con ciertas licencias. Con el tiempo comenzó a editar artículos en la enciclopedia digital y, en determinado momento, advirtió que había un claro desbalance en los protagonistas de esos perfiles. “Me di cuenta de que ya había un montón de varones que editaban, por ejemplo, el libro de pases del fútbol masculino minuto a minuto. Entonces decidí empezar con el femenino”, comentó en diálogo con Infobae.

Pero, ¿cómo funciona Wikipedia? La enciclopedia es editada de manera colaborativa. Esto quiere decir que cualquier persona desde cualquier parte del mundo -sin restricciones de edad, género o nacionalidad, por citar algunas características- puede participar en la redacción de los artículos. Aquellos voluntarios que participan con mayor frecuencia y que hacen más aportes obtienen cierto prestigio dentro de la comunidad de editores o bibliotecarios. Creada en 2001, esta plataforma hoy cuenta con más de 50 millones de artículos en 300 idiomas diferentes

Hace unos tres años, cuando Nicola comenzó con su iniciativa de editar perfiles de jugadoras en Wikipedia, la desigualdad era evidente: en Argentina, había solo diez artículos de futbolistas mujeres. Con la explosión y el interés que generaron eventos como el Mundial de Francia 2019 o la profesionalización de la primera división, la cantidad se elevó a 100. Un año después, ya hay unos 150, pero esta cantidad sigue estando muy lejos de los casi seis mil perfiles dedicados a futbolistas varones. La brecha es innegable.

Lo cierto es que no cualquier persona puede tener un perfil propio en Wikipedia. Uno de los pilares que justifica la existencia de determinado artículo es su “relevancia”. Este concepto implica muchas veces discusiones entre la comunidad de editores de la enciclopedia y un apartado hasta puede ser dado de baja en caso de que se considere que no lo cumple. En el fútbol femenino esto suele pasar con bastante frecuencia. A Titi, por ejemplo, en cierto momento le vetaron el perfil de Sofía Schell y recién lo pudo recuperar hace muy poco cuando se confirmó que la ex defensora de Unión de Santa Fe y UAI Urquiza jugará la próxima temporada en Europa.

foto ana clara titi nicola
Para Ana Clara “Titi” Nicola, el fútbol y la edición de Wikipedia son dos de sus pasiones

Es mucho más fácil construir relevancia para un jugador varón que para una mujer. Esta construcción cuesta más por la poca visibilidad que tiene la trayectoria de la mujer en el periodismo y en la sociedad en general. Yo me pregunto, ¿por qué hay perfiles completísimos de jugadores que recién pasaron por un solo club y de una jugadora que estuvo en cinco equipos no? Muchos bibliotecarios de Wikipedia ponen en duda la relevancia de perfiles de jugadoras que no pasaron por la Selección. Ahora, ¿todos los jugadores que tienen su perfil en Wikipedia pasaron por la Selección? Al final, te das cuenta de que es la misma discusión que hay fuera de Wikipedia: dicen que las jugadoras no generan dinero, que no las conoce nadie o que al fútbol femenino no lo mira nadie. A esta altura lo que hay que discutir son los criterios sociales”, reflexionó la santafesina, que es parte de la comisión directiva de Wikimedia Argentina, que es el capítulo local de la organización sin fines de lucro que gestiona los distintos proyectos alrededor de la plataforma.

Hay otro aspecto clave a la hora de abrir o de editar un perfil: todo dato que se introduzca tiene que haber salido de un artículo periodístico de un sitio web o de una página oficial, y hay que poner el link. No puede ser información extraída de blogs o de redes sociales. La falta de cobertura del fútbol femenino por parte de los medios masivos dificultaba hasta hace algunos años la posibilidad de respaldar los datos de las jugadoras. O, en muchos casos, las notas solo hablaban de su militancia y de sus reclamos, pero nunca aportaban datos sobre sus carreras o información estrictamente futbolística.

Por eso, Nicola hasta el día de hoy tiene un pequeño truco: habla con las futbolistas directamente y les pide datos de su carrera (algunas hasta le mandan su CV). Luego, rastrea si esa información salió alguna vez en un artículo en un medio de comunicación. Cuando no lo encuentra, a veces les pide a periodistas amigas que escriban notas o perfiles sobre las jugadoras en los medios en los que trabajan para luego poder incluir esa información en Wikipedia. Así hizo, por ejemplo, en el caso de Luciana Bacci, de Racing.

El de Laurina Oliveros, actual arquera de Boca Juniors, fue uno de los primeros perfiles que Nicola se animó a editar. También tiene especial cariño por el de Sofía Chemes, surgida de Unión de Santa Fe, con reciente paso por Racing y actualmente futbolista del SAT. El que armó desde cero fue el de Macarena Sánchez, que explotó cuando la delantera encabezó la lucha por la profesionalización del fútbol femenino en Argentina y que fue traducido a varios idiomas. De hecho, una de las categorías que más enorgullece a Titi es la que remite al activismo político y social de la actual jugadora de San Lorenzo y titular del Instituto Nacional de la Juventud.

El artículo sobre Macarena Sánchez fue traducido a vario idiomas por su activismo por la profesionalización del fútbol femenino
El artículo sobre Macarena Sánchez fue traducido a vario idiomas por su activismo por la profesionalización del fútbol femenino

Actualmente, Titi se dedica, sobre todo, a editar perfiles de jugadoras que ya tengan cierta trayectoria. De esa manera, intenta asegurarse de que no le bajen el artículo por carecer de relevancia. “Ahora espero a tener una foto liberada y una buena base de datos con artículos periodísticos. Trato de ‘salir a la cancha’ con la información y los recursos que sé que Wikipedia me va a exigir. En otro temas se puede salir solo con un par de líneas y dejarlo abierto para que fluya y otros lo completen, pero en estos casos es mejor salir con algo armado para que no te ‘destruyan’”, explicó.

Más allá de los contenidos, la santafesina -de amplia militancia feminista- edita siempre con una mirada federal y con perspectiva de género. “Hay que dejar de hablar de si una mujer es la hermana de, la hija de o de cómo son sus rasgos físicos. De un jugador te interesa cuándo nació y dónde jugó. Como mucho se dice la altura, pero por un tema deportivo”, recalcó Nicola, y comentó que existen jornadas de edición de artículos que se organizan exclusivamente para revisar perfiles de mujeres y verificar que realmente hablen de su profesión y no de cosas que no son necesarias.

En noviembre de 2018, luego de la clasificación de la selección argentina al Mundial de Francia 2019, se puso en marcha una Editatón (jornada de edición) para visibilizar la desigualdad entre varones y mujeres en Wikipedia, y crear perfiles de jugadoras. La idea era, al menos, abrir los de todas las integrantes del elenco nacional. Aquel día se reunieron más de 30 personas -entre ellas, varias futbolistas- y pusieron manos a la obra. Lograron que la AFA liberara las fotos oficiales y armaron una suerte de convenio con un sitio web para subir allí artículos sobre las jugadoras que luego pudieran servir como referencia. La iniciativa fue todo un éxito.

El crecimiento que ha tenido el fútbol femenino en la Argentina en los últimos dos años se verifica también en Wikipedia. No solo hay mayor cantidad de artículos de jugadoras, sino que las visitas han aumentado de manera considerable. En las últimas semanas, el perfil de Dalila Ippólito tuvo un pico de consultas debido a la resonante transferencia de la mediocampista a la Juventus de Italia. Lo mismo sucedió con el de la arquera Vanina Correa, quien anunció que a los 37 se irá a jugar por primera vez al exterior (a España, más precisamente).

Dalila Ippolito firmó con la Juventus
A los 18 años, Dalila Ippólito se sumó a la Juventus y las visitas a su perfil lograron un pico (@juventusfces)

Hay un dato que marca la realidad: los artículos de fútbol masculino son los más editados de Wikipedia en español. Al segundo que un club informa que se hizo un pase o que un equipo sale campeón, eso ya aparece en un perfil de la plataforma. “Es lo que tiene que empezar a pasar también con las mujeres”, se ilusionó la integrante de Wikimedia Argentina.

Para fomentar este crecimiento, se necesitan más manos y personas que se animen a editar Wikipedia. “Es un desafío animarse a hacer un artículo desde cero, cuesta mucho. Yo no venía ‘del palo’ de escribir, sino más del diseño y cuando te eliminan los artículos te frustra mucho, pero hay que hacer uso del espacio taller -una función del sitio con la que se puede practicar sin publicar- y entrar en confianza”, remarcó Titi.

En ese sentido, la especialista dejó algunos consejos y tips para quienes quieran incursionar en el mundo de la edición de artículos en la enciclopedia: “Primero hay que empezar a conocer la plataforma. No es necesario escribir un artículo entero de arranque: se pueden hacer pequeños aportes desde donde una se sienta cómoda. Por ejemplo, liberar una foto que una sacó en Wikimedia Commons, agregar cuestiones de redacción a perfiles que ya están escritos o corregir errores ortográficos. También se pueden agregar enlaces o hipervínculos, ya que eso hace que se nutra la plataforma. A la hora de crear un perfil desde cero yo recomiendo los casos análogos, es decir, copiar algo que ya existe: buscar una jugadora, copiar y pegar la estructura y solo cambiar los datos como nombre, apellido, fecha y lugar de nacimiento, clubes en los que jugó, etc. Otra opción es hacer hacer Wikidata, que es estructurar bases de datos para hacer cruces tipo ‘Delanteras santafesinas que jugaron en la Selección’, eso sirve mucho para las búsquedas”.

El Mundial de Francia 2019 impactó directamente en la cantidad de artículos y en las consultas a perfiles de jugadoras (REUTERS/Phil Noble)
El Mundial de Francia 2019 impactó directamente en la cantidad de artículos y en las consultas a perfiles de jugadoras (REUTERS/Phil Noble) (PHIL NOBLE/)

“Cualquier persona con acceso a Internet puede editar Wikipedia, ni siquiera hay que tener un usuario, pero tenerlo te da una identidad. A mí me gusta mucho hablar de militancias en territorios digitales, porque esos son espacios que también se habitan para promover ideas desde allí. En el entorno digital muchos aconsejan ser anónimos para resguardar la identidad y poder hablar libremente de ciertos temas, pero yo no soy amiga del anonimato: para mí hay que poner la voz. Es un ejercicio diario que tenemos las mujeres de decir que ‘Acá estamos, de esto queremos hablar y estos son los temas que nos interesan’”, recalcó Titi.

A nivel simbólico, la santafesina considera que Wikipedia “es mucho más que la carga de perfiles en la plataforma”. Por eso recalca que es necesario dejar el anonimato de lado, alzar la voz y discutir ideas. “Wiki es un territorio digital a habitar. Es un espacio que ha invisibilizado (al fútbol femenino) por mucho tiempo, pero eso no tiene que ver con un problema de la plataforma en sí, sino con un problema social. La voz la toman los hombres y ellos no estaban hablando de nosotras en ese lugar. Eso pasa también porque hay un índice muy alto de editores varones por sobre el de editoras mujeres. Hoy estamos en una etapa en la que nosotras tenemos que hablar de nosotras, tomar la voz, corregir a nuestros compañeros y ayudarlos a construir y deconstruir. Tenemos que charlar en comunidad, consensuar y hacer entender que hoy es importante el fútbol femenino”, insistió.

SEGUÍ LEYENDO:

Luky Sandoval, la mujer que rescató del olvido al fútbol femenino argentino

Zoe Puente, la futbolista de 10 años que creó una campaña para donar botines: “Se siente como meter un gol afuera de la cancha”

Natalie Portman, Serena Williams y ex jugadoras fundaron un equipo de fútbol femenino: el cambio de paradigma que plantea Angel City