Cuáles son los tres récords que intentará superar Lionel Messi ahora que decidió seguir en Barcelona

0
9
Lionel Messi, del Barcelona, festeja un gol en el partido contra el Nápoli por la Champions League, Barcelona, España, 8 de agosto de 2020. REUTERS/Albert Gea
Lionel Messi, del Barcelona, festeja un gol en el partido contra el Nápoli por la Champions League, Barcelona, España, 8 de agosto de 2020. REUTERS/Albert Gea (ALBERT GEA/)

La número 10 del Barcelona no cambiará de dueño. Este viernes, Lionel Messi rompió el silencio y anunció que seguirá en el club de su vida. A pesar de que su intención era dejar la institución a la que ayudó a convertirse en una de los mejores del mundo, el argentino fue contundente en su exposición. “Jamás iría a juicio contra el club de mi vida”, dijo en la entrevista que dio la vuelta al mundo.

Con la confirmación de su continuidad, ahora será tiempo de volver a los entrenamientos, reencontrarse con el flamante entrenador Ronald Koeman después de aquella reunión en la que Leo le reconoció que estaba “más afuera que adentro” del equipo y pensar en el futuro. Messi tenía en sus planes dejar Barcelona con el objetivo de mudarse a un equipo que le ofrecería pelear por su gran anhelo: volver a levantar la Champions League que ganó por última vez en 2015.

El argentino afrontará una temporada 2020-2021 que será especial. Además de aguardar lo que será el armado del plantel para competir e intentar recuperar la liga española que el Barcelona perdió en manos del Real Madrid, porque Messi afrontará tres retos individuales. El primero será convertirse en el futbolista con más presencias en la historia del club: con 731 participaciones, el astro argentino está a sólo 36 encuentros de superar a Xavi Hernández, el ex volante del conjunto blaugrana que encabeza la lista con 767 partidos jugados.

Xavi Hernández es el jugador con más presencias en la historia del Barcelona (REUTERS/Gustau Nacarino)
Xavi Hernández es el jugador con más presencias en la historia del Barcelona (REUTERS/Gustau Nacarino) (Gustau Nacarino/)

Otro de los récords que podría batir Messi sería el de transformarse en el máximo goleador en un mismo equipo en la historia del fútbol mundial. La leyenda brasileña O Rei Pelé encabeza la lista de dicha marca gracias a los 643 goles que anotó entre las décadas del 50 y el 70 vestido con la camiseta del Santos, de Brasil. ¿Cuántas conquistas necesita el 10 del Barça para superar al tres veces campeón del mundo? Justamente, el número que lleva en su camiseta. Con una decena de tantos -marcó 634 goles en su carrera en la institución catalana-, Lionel pasará a ser el 1 en la tabla histórica.

Por último, el registro en el que también podría quedar al tope de las posiciones es, tal vez, el más complicado de conseguir. Por el pasado reciente del equipo y por el futuro que es una incógnita. Hasta el momento, Ryan Giggs es el jugador que más títulos festejó en un mismo club: el galés ganó 36 campeonatos en su recorrido con el Manchester United, y Messi lo sigue de cerca con 34. Claro que para superar al histórico volante de los Diablos Rojos, la temporada del nuevo conjunto de Koeman debería ser perfecta. O sea, ganar el combo local de La Liga y Copa del Rey y recuperar el protagonismo perdido en Europa para levantar la famosa Orejona.

O Rei Pelé, una figura que se llevó todos los laureles en su trayectoria con el Santos, de Brasil (EFE/ Sebastiao Moreira)
O Rei Pelé, una figura que se llevó todos los laureles en su trayectoria con el Santos, de Brasil (EFE/ Sebastiao Moreira) (Sebastiao Moreira/)

Messi escribió las páginas más gloriosas en la historia del Barcelona. Esa etapa ya quedó atrás. Ahora, después de su decisión de irse que se transformó en una continuidad necesaria para evitar un conflicto legal y sentimental con su equipo de toda la vida, se abrirá un nuevo capítulo en una relación que parece ser para siempre.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El mensaje que publicó el Barcelona después de que Lionel Messi anunció que seguirá en el club

Ola de memes de Lionel Messi en las redes sociales tras su decisión de quedarse en el Barcelona