Johnson considera “vital” el retorno de los niños al colegio

0
32
El primer ministro británico, Boris Johnson. EFE/EPA/ANDY RAIN/Archivo
El primer ministro británico, Boris Johnson. EFE/EPA/ANDY RAIN/Archivo (ANDY RAIN/)

Londres, 24 ago (EFE).- El primer ministro británico, Boris Johnson, considera de “vital importancia” el retorno de los niños a la escuela y cree que la ausencia de los menores de las clases es más perjudicial para su desarrollo que el riesgo de contraer la COVID-19.
En un mensaje divulgado anoche antes del comienzo del curso escolar en septiembre, Johnson dijo que el riesgo de que los menores contraigan el coronavirus es bajo y recalcó que el continuo cierre de los colegios no es bueno tampoco para la salud de los niños.
El mensaje de Johnson fue dado a conocer después de que los consejeros médicos de las cuatro regiones británicas también indicasen el fin de semana que los riesgos a largo plazo para los niños de no acudir a clase son mayores que retomar las clases.
“Yo he hablado previamente del deber moral de reabrir las escuelas para todos los alumnos de manera segura. Siempre nos hemos guiado por nuestros expertos científicos y médicos, y ahora sabemos mucho más sobre el coronavirus que a principios de año”, señaló el jefe del Gobierno en su comunicado destinado a tranquilizar a los padres sobre el retorno de las clases presenciales a pesar de la actual pandemia de la COVID-19.
El Gobierno había dispuesto en marzo el cierre de la escuelas para contener la propagación del coronavirus, pero el pasado junio se dispuso el retorno a clase de algunos grupos de escolares.
“Es de vital importancia que nuestros niños vuelvan a las clases para aprender y estar con sus amigos”, agregó Johnson.
Los asesores médicos del Gobierno han insistido en la necesidad de “mantener la distancia social” para limitar la transmisión “tanto dentro como fuera de las aulas, particularmente entre los trabajadores y entre los alumnos más mayores y los adultos”.
El Reino Unido ha registrado más de mil contagios diarios de COVID-19 en las últimas tres jornadas, hasta un total de 326.086 infecciones desde que comenzó la pandemia.