Rebrote y polémica en Corea del Sur: se originó en una iglesia cuyo pastor convocó a miles de personas a una protesta en la calle

0
48

Miembros de grupos civiles conservadores marchan en una calle de Seúl durante una protesta antigubernamental en medio de un incipiente brote de casos de coronavirus (REUTERS/Kim Hong-Ji)

Miembros de grupos civiles conservadores marchan en una calle de Seúl durante una protesta antigubernamental en medio de un incipiente brote de casos de coronavirus (REUTERS/Kim Hong-Ji)

Corea del Sur tuvo el lunes su cuarto día consecutivo con más de 100 casos nuevos de coronavirus, y el gobierno instó a la gente a quedarse en casa y limitar los viajes.

El gobierno había fijado un feriado especial el lunes, con la esperanza de fomentar el consumo interno. Pero con el aumento de los contagios en la capital, el ministro de Sanidad, Park Neung-hoo, pidió a la gente que se quedara en casa, y que los vecinos de Seúl y la provincia cercana de Gyeonggi evitaran visitar otras zonas del país durante dos semanas.

Los 197 casos anunciados por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, por sus siglas en inglés) elevaron el total del país a 15.515, incluidas 305 muertes. Los 279 casos reportados el domingo fueron el mayor aumento diario en el país desde principios de mayo, en medio de la preocupación por un brote en la populosa zona metropolitana de Seúl.

Los KCDC señalaron que 167 de los casos nuevos procedían de la zona capitalina, donde vive en torno a la mitad de los 51 millones de habitantes del país. Los trabajadores sanitarios están teniendo problemas para rastrear los contagios, aunque las iglesias se han planteado como una importante fuente.

FOTO DE ARCHIVO: Varias personas esperan el autobús en Seúl, Corea del Sur. 14 de agosto de 2020. (REUTERS/Heo Ran)
FOTO DE ARCHIVO: Varias personas esperan el autobús en Seúl, Corea del Sur. 14 de agosto de 2020. (REUTERS/Heo Ran)

Más de 300 infecciones se han relacionado con una iglesia en el norte de Seúl, dirigida por un pastor conservador que ha liderado protestas frecuentes contra el gobierno del progresista Moon Jae-in. El sábado lideró a miles de personas por el centro de Seúl, pese a las peticiones de las autoridades de que la gente se quedara en casa.

El gobierno presentó cargos contra el pastor, Jun Kwang-hun, al que acusó de obstaculizar los esfuerzos contra el virus dando reportes falsos sobre miembros de la iglesia y desaconsejando a sus seguidores que se hicieran pruebas diagnósticas. Por ahora, el personal sanitario ha hecho pruebas a 2.000 miembros de la congregación y tienen planes de continuar con 2.000 más.

Un cámara de televisión trabaja en medio de filas de asientos vacíos como medida de precaución, durante un juego de la liga KBO de béisbol entre el KT Wiz y los Doosan Bears, en Seúl, Corea del Sur, el domingo 16 de agosto de 2020. (AP Foto/Lee Jin-man)
Un cámara de televisión trabaja en medio de filas de asientos vacíos como medida de precaución, durante un juego de la liga KBO de béisbol entre el KT Wiz y los Doosan Bears, en Seúl, Corea del Sur, el domingo 16 de agosto de 2020. (AP Foto/Lee Jin-man)

Por su parte, la vecina China no reportó nuevos contagios locales de coronavirus por primera vez en un mes, ante el declive de dos brotes en extremos opuestos del país. La Comisión Nacional de Salud sí reportó 22 casos importados en las 24 horas previas. China ha registrado un pequeño aumento de las personas infectadas que llegan del extranjero en las ocho horas previas.

Las autoridades sanitarias han confirmado 84.849 casos en todo el país y 4.634 muertes desde el inicio de la pandemia. China no incluye a personas que dan positivo pero no muestran síntomas en su conteo oficial.

En Japón, la gran automotriz Toyota registró más casos entre empleados en medio de un auge de los contagios identificados en el país, debido en parte a un aumento gradual de las pruebas. Toyota Motor Corp. informó el lunes de 20 empleados con COVID-19 detectados desde marzo, siete de ellos este mes.

La situación en Japón ha sido relativamente moderada, pero los casos siguen subiendo. Japón confirmó el lunes 1.017 contagios y 11 muertes. En total, el país ha contabilizado unas 1.100 muertes de COVID-19.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El milagro nipón: cómo hizo Japón para derrotar al COVID-19 sin cuarentena ni testeos masivos

Mensajes simples y diversificados: la clave que aseguró el éxito de Nueva Zelanda durante la pandemia

MAS NOTICIAS