“La ciudad sin niñxs”, el perturbador documento audiovisual donde los mas pequeños cuentan sus 150 días de cuarentena

0
14
(Infobae)

Mientras en los medios de comunicación se discute la continuidad del aislamiento, las actividades habilitadas, la sintomatología del virus, ¿por qué lo que le sucede a los niños, niñas y adolescentes en este contexto ocupa un lugar periférico?

El modo en que pensamos el lugar de la infancia en la agenda pública da cuenta también del lugar que tiene en nuestra sociedad, en nuestra cultura, nuestra historia y el modo en que los niños construyen su identidad y su importancia frente al otro.

Con la llegada de la pandemia a la Argentina, se desencadenó una organización a nivel gubernamental, institucional y social que implicó anticipar y evitar un grave desenlace en materia de salud pública. También los medios audiovisuales plantearon una misma narrativa en relación a cómo había que enfrentar esta pandemia, aún proviniendo de ideologías diversas. Esto evidenció una valiosa política de prevención en comparación con otros países de la región y a nivel mundial. Sin embargo, no se puede ignorar el hecho de que el lugar de la infancia quedó obnubilado en dichas estrategias bajo la idea romantizada de que “si los chicos están en sus casas, con sus familias, están bien”, desconociendo los efectos que puede tener en su salud mental un aislamiento estricto y prolongado. Del mismo modo, en la consideración de las actividades que se retoman lentamente, parecieran no ser prioritarios los espacios y necesidades propias de la infancia.

la ciudad sin niñxs

A diferencia de los adultos, los niños y niñas se encuentran en un momento de su vida en el cual está formándose su identidad, su modo de observar y entender el mundo que los rodea así como las formas de relacionarse con los otros. En este sentido, la idea de este trabajo es poder dar cuenta de cómo perciben los niños la pandemia y el aislamiento social con el fin de poder seguir pensando los efectos que esto pudiera tener en su desarrollo.

No resulta sencillo que se escuche y que prevalezca la opinión de los niños, niñas y adolescentes en cuestiones que les conciernen, y en este sentido, el documental aborda aquellos miedos, angustias e inquietudes que se presentan en los niños en esta situación excepcional. No se trata de desacreditar aquellas estrategias valiosas que proponen evitar un contagio masivo y un colapso del sistema de salud, sino poder reflexionar qué lugar hay para la infancia en este contexto.

la ciudad sin niñxs

En un principio, el virus en la Argentina ubicó a los niños/as como principales contagiadores, quienes debían permanecer más aislados que nunca, provocando reacciones sociales de desprecio y discriminación sobre adultos que salieran a la calle con sus hijos durante el aislamiento, aún en actividades contempladas por la ley. A su vez, en el transcurso de tiempo que va desde que inició el aislamiento en la Argentina, se ha mencionado y discutido poco los efectos que este tipo de escenas tienen en los niños, lo cual hace creer que están bien o que no resulta tan importante ahondar sobre como repercute en ellos esta cuarentena. Así, se presentan efectos a nivel físico y psicológico que quedan silenciados frente a la magnitud de la pandemia y el miedo a la muerte que se instala en los espacios familiares, sin velo alguno.

Unicef fue uno de los pocos organismos en realizar un relevamiento rápido sobre el estado de la infancia en ese contexto y aconsejó al Gobierno Nacional a tomar medidas pensadas en la salud física y mental de los más pequeños de la escala social. Del mismo modo, el Comité Internacional de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes expresó su preocupación por la gravedad de la sintomatología física y psicológica que presentan los niños en este contexto, urgiendo a los estados a explorar soluciones alternativas y creativas para que los niños disfruten de sus derechos de descanso, ocio y recreación. A su vez, promovió proteger a los niños cuya vulnerabilidad se incrementa aun más por las circunstancias excepcionales causadas por la pandemia.

la ciudad sin niñxs

Asimismo, desde el comienzo de la pandemia se incrementó el número de denuncias por maltrato infantil y episodios de abuso, reportadas por el Consejo de derechos de niños, niñas y adolescentes, así como también se registraron un aumento de llamados por situaciones de abuso sexual intrafamiliar al Equipo Móvil de Atención a Víctimas de Violencia Sexual (Ministerio Nacional de Justicia y Derechos Humanos). A su vez, es de señalar que fue suspendido el acceso a la escuela, institución central en velar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes, haciendo de nexo con los organismos de protección pertinentes cuando un niño/a necesite de su intervención.

Así descripto el panorama, los efectos que puede tener el aislamiento social en la infancia son, hasta ahora, incalculables. A lo mejor, no se trata de poner en la balanza si continuar con una cuarentena estricta o liberar toda restricción, sino de comenzar a poner seriamente a la infancia como prioridad en la organización de la cuarentena y su salida, teniendo en cuenta las marcas que dejará un aislamiento en su desarrollo.

Así las cosas, un gran regalo pendiente para este Día de la Niñez podría ser el de ubicarlos a ellos y ellas como prioridad en la agenda pública.

Lucía Coler es Licenciada en Psicología (UBA) y becaria doctoral UBACyT (Psicología) sobre Infancia, ética y Derechos Humanos.

Alejandro Kirchuk es fotógrafo y documentalista. Fue becario de Fulbright-FNA y ganador del premio World Press Photo.

Seguí leyendo:

Facundo Manes: “No podemos tener una cuarentena eterna, 8 de cada 10 jóvenes tienen síntomas de depresión”

Unicef: “Las niñas y los niños son las víctimas ocultas del coronavirus”