Emili Rousaud: “Me veo capaz de darle la vuelta a la actual situación”

0
12
Fotografía de archivo del 2 de febrero de 2020 tomada en el palco del Camp Nou durante el partido de LaLiga entre el FC Barcelona y el Levante UD, del presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu (i) y el exdirectivo, Emili Rousaud (d). EFE/Alejandro García/Archivo
Fotografía de archivo del 2 de febrero de 2020 tomada en el palco del Camp Nou durante el partido de LaLiga entre el FC Barcelona y el Levante UD, del presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu (i) y el exdirectivo, Emili Rousaud (d). EFE/Alejandro García/Archivo (Alejandro Garcia/)

Barcelona, 16 ago (EFE).- El empresario catalán Emili Rousaud, exdirectivo del Barça y fundador de Factorenergia, baraja la posibilidad de presentarse como candidato a la presidencia del FC Barcelona, una decisión que podría anunciar en los próximos días, ya que se ve capaz de crear un proyecto ganador y “darle la vuelta a la actual situación”.
En una entrevista con EFE, Rousaud (Barcelona, 1966) reconoce que le haría “muchísima ilusión” presidir el Barça, club del que fue vicepresidente dimisionario a raíz del denominado ‘Barçagate’, y que mantiene contactos con personas que le podrían acompañar en esta aventura, para conocer su opinión y valorar la opción de configurar una candidatura fuerte.
El directivo se había dado unos meses de plazo para tomar una decisión al respecto, pero la aplastante derrota del Barça ante el Bayern Múnich en la Liga de Campeones (2-8) podría llevar al actual presidente, Josep Maria Bartomeu, a adelantar las elecciones. Para este lunes hay convocada una junta extraordinaria de urgencia.
Rousaud lamenta “la humillación” que ha sufrido el club en la Copa de Europa y considera que “ha tocado fondo de manera muy dura”, por lo que emplaza a Bartomeu a adelantar los comicios, inicialmente previstos para 2021.
Asegura, no obstante, que no quiere precipitarse y que esperará a conocer lo que decida el lunes la junta azulgrana para tomar una decisiESPAÑón sobre su futuro: “Ahora siento una premura de tiempo que no tenía antes y que me tendré que decidir ya”, apunta el directivo.
En todo caso, insiste, la decisión no está tomada y ello dependerá de diversos factores, como reunir un equipo “que aporte un aire nuevo, con una alta y probada capacidad de gestión y a la vez que represente y una a todo el barcelonismo” y, en consecuencia, que sea capaz de ganarse la confianza de los socios.
“Un gran equipo de barcelonistas, nombres con probada experiencia y prestigio, que vengan a servir al club” y que deberán competir con otros candidatos más conocidos, explica.
“Es un mundo complejo. Si creo que hay posibilidades de formar una propuesta ganadora, en los términos comentados, me decidiré”, subraya el empresario.
Rousaud, en todo caso, se ve con ganas de intentarlo y convencido de que puede ofrecer un proyecto que devuelva la ilusión a la afición y hacer que el Barça “siga siendo el mejor club del mundo”.
“Somos el club más grande el mundo y me veo capaz de darle la vuelta a la actual situación”, indica el directivo, que cree que una alternativa como la que él quiere plantear es “necesaria” y por ahora no la ha propuesto ningún otro posible candidato.
Liderar el Barça, sin embargo, no será para nadie una tarea fácil, pues reconoce Rousaud que el nuevo presidente tendrá que hacer frente a una compleja situación deportiva y también económica, con una caída brusca de los ingresos a causa de la COVID-19. “A todo el mundo le gusta administrar en la abundancia, pero no a todo el mundo le hace ilusión administrar la escasez”, advierte.
Rousaud, consejero delegado de la comercializadora energética Factorenergia y vicepresidente de la patronal Pimec, fue también vicepresidente institucional del Barça, aunque presentó su dimisión el pasado mes de abril junto a cinco directivos a raíz del caso ‘Barçagate’, por el que una empresa contratada por el club habría llevado a cabo en las redes sociales una campaña de desprestigio de individuos y entidades no afines a la junta directiva de Josep Maria Bartomeu.
Rousaud detalla que presentó su renuncia al conocer que el contrato que desencadenó el ‘Barçagate’ eludió los controles internos, puesto que se fragmentó en cuantías inferiores a los 200.000 euros para evitar la supervisión por parte de la comisión de adjudicaciones que él mismo presidía.
“Era una situación intolerable y no podía mirar hacia otro lado”, explica el empresario, que abandonó el club junto a Enrique Tombas, Silvio Elías, Josep Pont, Maria Teixidor y Jordi Calsamiglia.
Pese a ser considerado el ‘delfín’ de Bartomeu, el hombre mejor situado para liderar una hipotética candidatura continuista para las elecciones de 2021, su controvertida dimisión puso fin a su relación con el actual presidente de Barça.
“Lo que dije es que, si se demostraba en la auditoría que se había pagado un precio superior al del mercado, se podría decir que alguien había puesto la mano en la caja. Pero aclaré que no sabía quién y por supuesto nadie de la junta directiva”, detalla el directivo.
En la actualidad, Rousaud admite que no mantiene relación alguna con Bartomeu, pero que tiene “una relación cordial con casi todos los miembros de la junta”.
Gemma Bastida