El presidente paraguayo dice que el Gobierno trabaja “sin descanso” contra la pandemia

0
7
Una enfermera toma una prueba hisopada de coronavirus en el Laboratorio Móvil del Ministerio de Salud, en la avenida Costanera de Asunción (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar
Una enfermera toma una prueba hisopada de coronavirus en el Laboratorio Móvil del Ministerio de Salud, en la avenida Costanera de Asunción (Paraguay). EFE/Nathalia Aguilar (Nathalia Aguilar/)

Asunción, 15 ago (EFE).- El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, dijo este sábado, en un mensaje al país tras cumplir dos años de gestión, que trabaja “sin descanso” para frenar la pandemia de coronavirus, en sostenido aumento y que hasta este viernes había dejado 108 muertos y más de 9.077 infectados.
“Decirte que sabemos cuándo termina esta historia sería mentir, pero sí puedo decirte que estamos trabajando sin descanso para que podamos superar esto, para fortalecer cada día más nuestro sistema de atención de salud”, manifestó Abdo Benítez en un breve vídeo institucional.
Los brotes de la transmisión comunitaria se centran en el este del país, fronterizo con Brasil, donde la sanidad pública se encuentra al borde del colapso; en la capital, Asunción, y en Central, el departamento que bordea el conurbano capitalino.
“Las estadísticas nos muestran que estamos ante uno de los momentos más duros de la pandemia, así que este es un llamado para unirnos más que nunca como nación, a no tener miedo, a vencer con esperanza y optimismo”, resaltó.
Y destacó que su Gobierno está enfocado “en proteger el empleo y generar más empleo en este momento tan complejo donde debemos cuidarnos entre todos y a la vez pensar en la reactivación económica”.
Tras una cuarentena temprana y aislamiento social que retrasaron los contagios, Abdo Benítez logró apoyo legislativo para un crédito de emergencia 1.600 millones de dólares para atender la contingencia sanitaria y hacer frente a la caída de la economía.
Pero los apoyos se transformaron después en críticas a medida que surgían denuncias de corrupción en las compras públicas, lo que paralizó la provisión de equipos medicos y el fortalecimiento de la precaria sanidad, necesarios ante una previsible explosión de casos.
Esos han sido los argumentos de la oposición para desaprobar su gestión al frente de la emergencia sanitaria, con acusaciones de incompetencia en el manejo administrativo de la misma
Al respecto, la denominada Mesa de Presidentes de los partidos de oposición urgió este sábado a Abdo Benítez a adoptar un plan de acción ante la gravedad de la crisis, con medidas como recortar los salarios de los altos funcionarios, además de cuestionar algunas de sus actuaciones en estos 24 meses.
La plataforma, en la que figura el Partido Liberal, el mayor de la oposición, exigió a través de un comunicado que se proceda a un “recorte de salarios astronómicos y fondos sociales de funcionarios (…) privilegiados indebidamente” como parte de esas medidas.
El pronunciamiento se sumó a la marcha realizada este viernes en Asunción contra la gestión del Gobierno, que sindicatos y fuerzas de izquierda consideran ineficaz y causante de un endeudamiento que tendrá como principales perjudicados a los trabajadores.