La pérdida de un hijo, la muerte de un amigo y la depresión que vivió antes de ganar el Mundial: así fue la etapa más oscura de Andrés Iniesta

0
8

Trailer del documental de Andrés Iniesta

Esta es la historia de un niño de pueblo que jugaba al fútbol. Y cuando lo hacía, parecía un ángel.

La frase de Marcos López, periodista y guionista del documental Andrés Iniesta: el héroe inesperado, resume su obra a la perfección. El catalán que se desempeña en Cadena Ser y El Periódico analizó su obra para Infobae y reveló algunas escenas inéditas que no salieron a la luz.

Su intención fue contar el lado más humano de la leyenda del Barcelona y la selección española. Si hubiera sido por él, “no hubiese salido ni un balón en todo el rodaje”; pero la jerarquía del volante de Fuentealbilla lo obligó a introducir la huella que dejó en Stamford Bridge y Johannesburgo.

Una idea que permaneció durante un año en su cabeza fue el impulso para desarrollar su proyecto. Para ello tuvo que viajar a Japón, donde reside el actual jugador del Vissel Kobe, para convencer a la estrella del Blaugrana de llevar adelante el filme. “Andrés tiene la capacidad de escuchar todo lo que uno le propone. Quería sorprenderlo con el documental, pero como su vida la sabíamos por el libro que habíamos escrito junto a Ramón Besa (Andrés Iniesta: la jugada de mi vida) nuestro objetivo era contar algo que no conocíamos”, advirtió López.

Una reunión en la casa del protagonista fue la clave para exponer su proyecto; pero como el futbolista es tan reservado y hermético, el temor a que no se entusiasme con el rodaje lo inquietaba más de lo normal. “Durante más de dos horas le conté todo lo que quería hacer y él simplemente anotaba en una libreta lo que le decía. Cuando nos despedimos tenía dudas sobre si aceptaría o no, hasta que esa misma noche me escribió por WhatsApp un mensaje que me llenó de satisfacción: ¡Vamos!

La depresión que sufrió cuando se encontraba en la cima del mundo fue uno de los temas sensibles que encaró el largometraje. “Desde que marcó el gol en Stamford Bridge (en las semifinales de la Champions League del 2008/09 frente al Chelsea) hasta el que hizo en la final de Sudáfrica (contra Holanda en 2010) atravesó su mejor momento deportivo, pero también fue su período más oscuro desde el punto de vista personal”, reveló.

Fue su madre, Mari Luján, la que habló públicamente por primera vez de la crisis interna que atravesó su hijo cuando vestía la camiseta blaugrana. Una noche, mientras la tranquilidad del pueblo contribuía en la conciliación de un sueño profundo, la mujer se sorprendió por el llamado a la puerta de su habitación. “Era Andrés, y me pidió si podía venir a dormir con nosotros”…

La sensación fue desesperante. “No tenía más ganas de nada y me decía que se había olvidado de jugar al fútbol”, confesó uno de sus amigos de la infancia en el documental que está disponible en DirecTV GO.

Lo llamativo fue que ni sus compañeros, ni el propio Guardiola eran conscientes del verdadero problema que atravesaba Iniesta. “No sabía cómo tratarlo, porque nunca me había pasado que un deportista de ese nivel sufra esa situación. Lo único que le dije fue que si no se sentía bien, podía irse cuando quisiera”, explicó el entrenador. “Lo llevó muy en secreto. Nadie era consciente de lo que le pasaba realmente. Por eso, cuando Pep le comentó eso, los compañeros flipaban porque a los 20 minutos de iniciada la práctica se iba para la casa. Siempre ponía alguna excusa por su estado de ánimo, ya sea una lesión o la muerte de su amigo Dani Jarque”, detalló el guionista. Incluso Gerard Piqué le pidió disculpas por desconocer la situación que atravesaba su colega. “Lo hubiera ayudado de verdad”, sentenció el defensor.

Andrés Iniesta luego de dar su última función con la camiseta del Barcelona en el Camp Nou. Foto: AFP / LLUIS GENE
Andrés Iniesta luego de dar su última función con la camiseta del Barcelona en el Camp Nou. Foto: AFP / LLUIS GENE

Otra de las personas que se transformó en un pilar fundamental en su vida fue su esposa Ana. Con ella sufrió la pérdida de un hijo cuando llevaban el séptimo mes del embarazo.

En una producción que cuenta con testimonios de Lionel Messi, Neymar, Xavi, Vicente Del Bosque, Sergio Ramos, Buffon, Van Gaal, David Villa, Busquets y tantas otras figuras, el periodista confesó que las entrevistas que más temor le provocaron fueron las de Ana y Mari. Incluso percibió una ruptura de la relación tiempo-espacio cuando la esposa de Andrés leyó la emotiva carta que le escribió su marido.

Querida Ana:

Me resulta muy difícil escribir en unas líneas todo lo que despiertas en mí. Como pareja, como mujer y como madre de nuestros hijos.

Los primeros encuentros, los viajes, las reuniones familiares, el nacimiento de nuestro terremoto, nuestra boda en aquel día mágico… pero es, sobre todo, en las horas amargas donde has demostrado que eres especial.

Eres única, eres valiente, tienes un corazón enorme… te doy las gracias por la entereza que siempre has tenido, por lo grande que fuiste cuando nos dieron la noticia de que habíamos perdido a nuestro hijo. No todos consiguen superar situaciones tan delicadas, Ana. Y tú lo hiciste. Eso nos hizo mejores, y desde entonces pienso que un ángel nos acompaña. Y es sólo el principio, porque a tu lado lo mejor está siempre por llegar.

Según la mirada de Marcos López, existe una relación entre el chico de 12 años que lloraba en La Masía por el desarraigo que sufrió cuando partió rumbo a Cataluña con la estrella internacional que brillaba en el Culé. “Si bien los padres iban a visitarlo una vez por mes, cada vez que volvían a su pueblo significaba un dolor muy intenso para Andrés. Y cuando ya era capitán del Barça pasó por ese período de depresión del que salió muy fortalecido. En la actualidad, todos los días trata de ser mejor persona”.

Fue llamativo cómo sufrió aquella crisis interna después del mítico gol al Chelsea en Stamford Bridge. Un estudio reveló que aquel tanto en Inglaterra hizo que aumentara la natalidad en Cataluña, dado que nueve meses después del Iniestazo se registró un 16% más de nacimientos en la región blaugrana. Petr Cech todavía recuerda cómo la pelota le pasó a 18 milímetros de su mano y creía que iba a impactar contra el travesaño. El arquero de la República Checa aseguró que vuelve a sentir la misma tristeza que percibió en aquel momento cada vez que revive la acción.

Gol de Iniesta al Chelsea en 2009

Unos meses más tarde, Iniesta sufrió una lesión que puso en duda su participación en la Copa del Mundo de Sudáfrica, pero Vicente Del Bosque aguardó hasta las últimas consecuencias para incluirlo dentro de la nómina. “Tuvo que esperar hasta el último momento para ponerlo en la lista, porque siempre confió en él. Tal vez, si no lo hubiera convocado, España nunca hubiese ganado el Mundial”, recordó el guionista.

Lo curioso fue que durante esos tiempos la rivalidad entre el Barcelona y el Real Madrid se encontraba en su pico de furia. Los duelos entre Mourinho y Guardiola suponían batallas en los clásicos, aunque muchos de sus protagonistas compartieran al mismo tiempo la camiseta de La Roja. “Sergio Ramos me decía que no le podía pegar ni una patada a Andrés y se descargaba con Leo (Messi). Él sentía que era imposible dejarle una marca a Iniesta y nunca le pegó. En cambio a Leo sí que le daba leña”, confesó el cronista.

Luego se produjo lo que todo el mundo conoce: el gol en la final ante Holanda en el Soccer City de Johannesburgo colocó a España en la cima del mundo. El arquero italiano Gianluigi Buffon aún no comprende a la sociedad española porque “después de lo que lograron en 2008, 2010 y 2012 todavía deberían estar llorando de alegría”. “A nosotros nos ganaron esos jugadores pequeñitos… Sólo podíamos pararnos y aplaudirlos”, argumentó.

El eufórico festejo de la leyenda de Fuentealbilla regaló una postal cargada de sentimiento por la frase que tenía debajo de su uniforme. Dani Jarque, siempre con nosotros se leyó mientras iba a celebrar junto a sus compañeros. “Fue muy lindo terminar ese tema con la imagen de la camiseta en el estadio del Espanyol y la presencia de los padres de Dani. Ningún compañero sabía que la tenía puesta y cuando hizo el gol dijo que sintió una fuerza del cielo que le quitó la camisa de la selección para mostrar el mensaje que tenía. Fue un homenaje de Andrés a su amigo”.

El gol de Iniesta en la victoria de España sobre Holanda en la final de Sudáfrica 2010

El trabajo de Marcos López fue como una travesía dakariana. Un lunes partió hacia Turín para entrevistar a Buffon por la mañana y Marchissio por la tarde. Al día siguiente viajó a París para hablar con Neymar, el miércoles de esa misma semana encaró para Doha, donde lo esperaban Eto’o y Xavi. Y de allí siguió hasta Kobe (Japón) para encontrarse con Iniesta. En ese lapso descubrió que la figura brasileña del PSG “fue uno de los que más se emocionó, porque le notaba en los ojos la conexión que tenía con Andrés”.

“Contamos cosas que ni siquiera Iniesta sabía de su propia vida. Creo que él no sabe, o no quiere saber, todo lo que representa en el fútbol mundial”, analizó el guionista de la obra que relata la historia de un adolescente de pueblo que partió hacia la gran ciudad lleno de temores y entusiasmo. Aquel chico de 12 años que cambió su vida para siempre le regaló diversas alegrías a los fanáticos de todo el planeta. Pero probablemente, sus triunfos más importantes los haya conseguido fuera de las canchas.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

“Es el partido más difícil de mi vida”: la conmovedora historia del arquero que colgó los guantes para tratar a los enfermos de coronavirus

Juan Antonio Pizzi, a solas con Infobae: “Hay protagonistas del ambiente del fútbol que mienten mucho”

El Ratón Ayala, íntimo: la mayor diferencia entre el Messi de 2006 y el actual, la presión que genera en la Selección el gran momento de Gallardo y el sueño de Qatar 2022

MAS NOTICIAS